Instrucciones de Uso

¿Sabías que usando tus tampones Equate ayudas al medio ambiente?

Precauciones y cuidados antes de utilizar el tampón

Antes de utilizar el producto, lee detenidamente las instrucciones
y precauciones del instructivo que puedes encontrar en esta página.
No comprar si el envase está abierto. 
Mantener fuera del alcance de los niños.
Mantener en lugar fresco y seco.

1

Siempre, antes de colocar o quitar el tampón higiénico, asegúrate de lavar correctamente las manos con abundante agua y jabón.

2

Saca el tampón de su cobertura protectora y estira bien el cordón de extracción de manera que cuelgue.

3

Verifica que en el cordón de extracción ambos hilos estén unidos por un nudo y firmemente atados. (De no estarlo desecha el tampón).

4

Ponte cómoda sentada o de pie. Luego que encuentres la posición que te resulte más confortable, sostén el tampón ubicando el dedo índice en la pequeña cavidad de la base donde se encuentra el cordón.

5

Con suavidad, separa los pliegues de la piel (labios) alrededor de la vagina y coloca la punta del tampón dentro del orificio vaginal. Empuja suavemente el tampón higiénico hacia el interior de la vagina (hacia arriba y ligeramente hacia atrás), cuidándote de mantener siempre el cordón de extracción por fuera. Puede que inicialmente sientas un poco de resistencia, eso es normal. Continúa intentándolo.
El tampón debe insertarse hasta que no lo sientas, eso significa que está bien colocado. Los tampones higiénicos tienen una capa que los recubre que hace que se deslice con suavidad tanto en la colocación como durante la extracción.

6

Para retirar el tampón higiénico, con las manos bien lavadas, busca nuevamente la posición en la que te sientas más cómoda. Tira del cordón hacia abajo con suavidad y firmeza. Si sientes resistencia, no te preocupes, eso es
normal, el cordón de extracción no se soltará.

Se recomienda cambiar el tampón cada 4 a 8 horas y consultar la información sobre el SST (Síndrome de Shock Tóxico)

Precauciones y advertencias

No existen contraindicaciones para la utilización de los tampones higiénicos. Asesórate con tu ginecólogo de confianza.

• No intentes varias veces poner y quitar el mismo tampón, si no logras colocarlo correctamente, prueba con otro tampón.
• Si observas alguna reacción desfavorable suspende su uso. En todos los casos consulta inmediatamente a tu médico.

• Desecha el tampón higiénico luego de utilizarlo.
• Si en el intento de colocar el tampón higiénico, éste cae al piso debes descartarlo y utilizar uno nuevo.

Lo que debes saber del SST:

El Síndrome de Shock Tóxico (SST) es una infección grave pero poco común. El SST es ocasionado por toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus Aureus que se encuentra comúnmente en la piel, nariz y vagina.

EI SST puede presentarse en hombres, mujeres y niños. En Estados Unidos, donde el 65-75% de las mujeres usan absorbentes internos, los centros de control de enfermedades reportan una incidencia anual del 0,0005%, (Aprox. solo 5 mujeres por cada millón de ellas) donde menos de la mitad ocurre en mujeres menstruantes que usan absorbentes internos (tampones).

Aunque el SST es muy raro, es mejor que conozcas sobre esto para actuar bien en caso de que creas en un momento dado que lo puedes llegar a tener.

El SST es una enfermedad que puede reconocerse y tratarse efectivamente. El reconocimiento de los síntomas y tratamientos tempranos es muy importante.

La siguiente es una lista de los síntomas que debes vigilar:
Fiebre alta repentina (39 grados centígrados o más), vómito, diarrea, erupción parecida a una quemadura de sol, mareo, dolores musculares, desmayo o sensación de desmayo al ponerse de pie. Puede ser que no todos los signos estén presentes, sólo algunos.

En etapas más avanzadas de la enfermedad puede presentarse descamado de la piel. El SST puede ocurrir en cualquier momento durante Ia menstruación o poco tiempo después de ésta. Puede avanzar rápidamente de síntomas parecidos a los de la gripe hasta una enfermedad grave que puede ser fatal.

Si tienes uno o más de estos síntomas, retira de inmediato el absorbente interno y consulta a tu médico. Informa a tu médico que has estado utilizando un absorbente interno (tampón) y que estás preocupada por el SST. Debes hablar con tu médico antes de reanudar el uso de los tampones si has tenido síntomas de SST en el pasado. 

Puedes reducir el riesgo usando el tampón con la absorbencia mínima requerida para cubrir tus necesidades y cambiándolo regularmente cada 4-8 horas. También puede producirse con otros elementos de protección femenina, no es exclusivo de los tampones.

La mejor forma de evitar el SST es con una muy buena higiene íntima, ya que las bacterias no suelen venir en el tampón que se produce en una ambiente higiénico extremo con condiciones de de pureza muy altas, sino que suele estar en las partes íntimas cuando no se tiene una higiene adecuada.

Los productos higiénicos que dicen absorber más de 8 horas y se dejan colocados por más tiempo, aumentan exponencialmente la posibilidad de un SST. Los tampones te dan la seguridad que tienen cientos de años de estudios científicos que demuestran que son seguros si tienes una buena higiene y los cambias cada 4-8 horas.

Nuestra fibra es 100% Biodegradable, libre de dioxinas y sustentable
con el medio ambiente certificada por PEFC™

%

Compostable en el suelo

%

TCF (libres de compuestos de cloro)

%

USDA Biobase (fuentes renovables)

%

ADM (libre de derivados de animales)

Nuestro algodón es 100% natural (biodegradable) sin fibras sintéticas

La tela no tejida, es el único componente que no se puede clasificar como Biodegradable, ya que toma aprox. entre 20 a 40 años para descomponerse, sólo representa aprox. un 2% del tampón, que equivale en peso (gr) aproximadamente a sólo un 0,003 del peso de una copa menstrual de 17gr de silicona que toma en descomponerse cientos de años y prácticamente nunca se biodegrada e integrará totalmente a la tierra. Los tampones que dicen “contaminar” son solo aquellos que utilizan aplicadores plásticos y/o recubrimientos plásticos pesados, hilos sintéticos y/o telas no tejidas más gruesas y densas no biodegradables.